Search
  • Lucia Pinilla Echeverri

Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci (1452-1519), un genio personificado.


Siempre empeñado en aprender tantas cosas nuevas, que se aburría y las abandonaba rápidamente. Comenzó a aprender aritmética y al poco tiempo, avanzó más que su maestro. Luego decidió estudiar música y aprendió a tocar la lira. Entre todas las disciplinas que tomó, jamás abandonó el dibujo.


Su padre lo lleva, muy joven, a ser aprendiz de Andrea del Verrochio. En su taller, practicó todas las artes que conllevaban diseño. Se convirtió en un experto en geometría, en sus trabajos como escultor y arquitecto.


Una vez, mientras Verrochio trabajaba en una escena del Bautismo de Cristo, Leonardo pintó un ángel. Esta figura era mucho mejor que cualquiera pintada por Andrea. Por este motivo, Andrea nunca volvió a pintar con colores, estaba avergonzado.

Andrea del Verrochio y Leonardo Da Vinci. El Bautismo de Cristo. 1472-1475. Galerías Uffizi, Florencia.


Aún joven propone reducir el cauce del Arno, haciéndolo un canal navegable entre Pisa y Florencia. También, propuso diseños de ingeniería para palancas, polipastos y cabrestantes. Investigó las propiedades de las plantas, el movimiento de los cielos y la trayectoria de la luna.


Era muy querido entre la gente. A veces, compraba pájaros enjaulados, sólo para dejarlos libres.


Sin embargo, consideraba que sus manos, con todas sus habilidades, jamás iban a poder expresar a la perfección las maravillosas ideas en su imaginación.


Estudió tanto el uso de sombreado, que elegía los pigmentos más oscuros para que en contraste las luces fueran más claras. Eventualmente, fue tan exitoso en esta técnica, que sus escenas parecían ser de noche.


Le fascinaba ver a una persona hermosa por la calle o con un peinado o barba extraña. Cuando se sentía atraído por alguien lo perseguía todo el día, para luego en casa, pintarlo de memoria.


Una obra fascinante de él es La Vírgen de las Rocas, de hecho pintó dos semejantes.

La primera la pinta sobre el año 1483 y es su primera gran obra, hoy se encuentra en el Louvre. La segunda la pinta entre 1492-1508 y se encuentra en el National Gallery de Londres.

Da Vinci. Vergine delle Rocce. 1483. Da Vinci. Vergine delle Rocce. 1492.

Museo del Louvre, París . National Gallery, Londres.


La Vírgen en el centro, la figura predominante, sostiene a Juan Bautista con su mano derecha y este la mira. A la izquierda de ella y un poco más bajo, se encuentra el arcángel Uriel. Un poquito más abajo, el niño Jesús, quién observa a Juan.

La pintura cuenta el momento cuando Juan, huérfano, refugiado en una gruta, se encuentra con la Sagrada Familia en su huída a Egipto.

En la primera versión del cuadro, el arcángel apunta a Juan Bautista y mira ligeramente al espectador; es como diciendo, ÉL es el importante en este cuento. En la segunda versión, las figuras son más grandes y las ropas más sencillas, los personajes son tratados con mayor naturalidad y certeza.


En su fresco de La Última Cena, probablemente su fresco más famoso, deja la cara de Cristo incompleta a propósito. Consideraba que iba a fracasar en demostrar su espiritualidad divina.

Es una obra de 4.60 metros de ancho por 0.88 metros de altura, realizada en la pared de un convento en Milán. Este cuadro capta el momento en que Cristo le dice a sus apóstoles que uno de ellos lo va a traicionar. Cada uno reacciona de una manera distinta y con niveles diferentes de confusión y rabia. Los apóstoles han sido todos identificados por nombre según un manuscrito encontrado en el siglo XIX. De izquierda a derecha la cosa va a así:


  • Bartolomé, Santiago el menor y Andrés, conforman el primer grupo de tres.

  • Judas Iscariote, Pedro y Juan, los siguientes tres. Judas aparece en una sombra, agarrando una bolsa que podría ser la plata que le dan por traicionar a Jesús y es el más bajo en toda la pintura. Pedro, tiene una expresión de rabia y le toca el hombro a Juan, quien era el discípulo más joven y aparece medio desmayado.

  • Jesús, en el centro.

  • Tomás, Santiago el mayor y Felipe. El dedo alzado de Tomás representa su incredulidad ante la resurrección.

  • Mateo, Judas Tadeo y Simón Zelote. Mateo y Tadeo se giran hacia Simón, intentando encontrar una respuesta.

Leonardo Da Vinci. Il Cenacolo. c.1495. Convento Santa Maria delle Grazie, Milán.


Se dedica al estudio de la anatomía humana. Compone un libro acerca de este tema, con dibujos precisos en tinta. Las observaciones las escribía al revés y con su mano izquierda. Sólo se podían leer con la ayuda de un espejo.


También hace grandes aportes en los estudios acerca de la anatomía de los caballos.


La Mona Lisa, es el retrato de la esposa de Francesco del Giocondo. Leonardo reproduce cada detalle de su cara a la perfección. Contrató a cantantes, músicos y bufones, para entretener a la modelo, mientras era pintada. Por eso, la vemos con esa sonrisa, más divina que humana.

Leonardo retrata a esta mujer con una semejanza a la tipología que se utilizaba para la Vírgen María en aquella época, el símbolo de la mujer ideal. Su mirada siempre fija en el observador, casi parece viva.

Fue uno de los primeros retratos en los cuales se implementó un fondo paisajístico, posiblemente inspirado en los paisajes de la pintura oriental. Leonardo fue uno de los primeros pintores en utilizar la perspectiva aérea. La técnica utilizada es la del sfumato, en la cual el artista no dibuja los contornos de las figuras.


Leonardo Da Vinci. Monna Lisa. c.1517. Museo del Louvre, París


Cerca de su muerte, decidió convertirse a la fe católica. El rey, quién era su amigo, le sostuvo la cabeza en su lecho de muerte. Leonardo, sabiendo que esto era un gran honor, respiró su último aliento.


Tenía 75 años.


En fin, un genio.

ARQUITECTURA - INTERIORES - DISEÑO - DESARROLLO - CONSTRUCCIÓN - RENOVACIÓN - APROBACIÓN